Seguramente a inicios de este siglo, pocos pensaron que el Internet se convertiría en lo que hoy es. Teníamos una gran fe en lo que el desarrollo tecnológico traería a todos y aunque nadie puede negar los grandes avances,  no estamos en la dirección correcta.

  • Las empresas de tecnología tienen cada vez más información sobre nosotros, monitorean cada uno de nuestros pasos y resulta cada vez más difícil no dejar huella en este mundo digital.
  • Cada vez existe una mayor desigualdad en el mundo digital,  por un lado tenemos a personas que están aprovechando todos los recursos disponibles mientras que muchos otros se pierden en sus pantallas pasando todo el día en redes sociales.
  • Las plataformas tecnológicas buscaron beneficiarnos con contenido personalizado pero nos han encasillado sin dejarnos ver nuevos puntos de vista y opiniones. En consecuencia somos más intolerantes.
  • El internet se ha convertido en un lugar cada vez más hostil, con cada vez más odio e intolerancia entre los integrantes de esta comunidad global que conforma el internet.
  • Gran parte del contenido que vemos todos los días en sitios web y redes sociales, resulta que es falso o erróneo y muchas personas ni siquiera nos damos cuenta de esto.   
  • El internet ya no es un lugar seguro, si te descuidas podrían robarte tu información personal, usarla de manera indebida y hasta tener acceso a tus cuentas bancarias.

Debemos ajustar el rumbo de a donde llevamos el Internet , espero que no sea demasiado tarde.

Author

Mercadólogo con corazón de ingeniero en sistemas, fotógrafo de atardeceres, esperando el día de correr mi segundo maratón. Escribo sobre marketing digital, transformación digital e inteligencia artificial. Actualmente trabajo para la mejor universidad privadad de México.