en Opinión

Si eres un emprendedor, la inspiración puede llegar de todos lados, incluso de Molotov.  Por azares del destino, el fin de semana pasado, terminé viendo el documental de “Días de peda y de cruda” que cuenta la trayectoria de Molotov de sus primeros 20 años.  Después de tanto tiempo en los escenarios, seguramente podemos aprender un poco de ellos y aquí una pequeña reflexión para todos los emprendedores:

  1. Al principio, tienes que comer mierda:   Antes de disfrutar del  reconocimiento de los medios y del público, Molotov inició como una banda desconocida e incluso improvisada. Al inicio solo abrían conciertos para otras bandas y vendía sus cassettes y discos incluso en la calle. Iniciar nunca es fácil pero eso no quiere decir que no puedas alcanzar la cima y tus objetivos, la constancia siempre será la clave.
  2. Busca inspiración, pero al final debes ser diferente: Como muchos otros, en sus inicios  su música tuvo una gran influencia de las bandas de inicios de los 90s. Sin embargo, fue su estilo único lo que los llevó al lugar en el que hoy se encuentran.  Hasta finales de los 90s su música fue censurada en  muchos medios, principalmente por salirse de los estándares de la sociedad.  En un mundo con tantas opciones y tantas voces,  marcar la diferente te ayudará a sobresalir  y ponerte en la mira de todos.  Si eres muy diferente, al principio no te escucharán o tratarán de callarte, pero si tu voz es lo suficientemente fuerte, todo mundo te escuchará.
  3. Respeta las diferencias pero trabaja en equipo:  Tito,  Micky,  Paco y Randy han conformado un gran equipo y permanecido juntos por mucho tiempo.   No siempre han estado de acuerdo en todo, pero han sabido respetar sus diferencias y trabajar por un fin común. En ocasiones, también se han separado para cada quien trabajar en un pequeño proyecto para después juntar todo el trabajo y crear algo más grande.  El éxito puede llegar si encuentras a un buen equipo que pueda unirse por un fin común unirlos un fin común y que al mismo tiempo complemente tus habilidades.
  4. Pon en alto el nombre de México:  Es común que en nuestro país escuchemos música en inglés pero ¿Se imaginan un concierto de Molotov con miles de fans en Alemania o Moscú? No tiene que ser México el límite de nuestros proyectos, no tenemos porqué limitarnos a la zona geográfica en la que vivimos. Hoy en día podemos llegar a mercados que ni si quieran usen al español como lengua materia, los emprendedores mexicanos simplemente deben salir a conquistar el mundo.
  5. Debes tener tiempo para ejecutar tus proyectos y tiempo para redefinirte:  A lo largo de estos 20 años,  Molotov ha pasado por innumerables giras en México, Estados Unidos, Europa y Sudamérica.  Después de estos periodos, siempre regresaban a casa y se tomaban un descanso para replantear sus proyectos, componer un nuevo álbum e incluso trabajar en proyectos alternos.  Trabaja fuerte en tus proyectos, ejecuta, disfruta el éxito pero siempre regresa a casa para hacer cosas nuevas, para aprender más, para redefinirse y entonces continuar tu camino.

La inspiración puede llegar de cualquiera, incluso de Molotov.