An Everyone Culture: Libro

La mayoría de los empleados que trabajan en las empresas, tratan de ocultar sus debilidades, tratan de justificar la razón por la cual no se han llegado a los objetivos y en muchos casos, hasta se culpa a otros compañeros de trabajo por su mal desempeño. Es un hecho, todos los seres humanos tenemos fortalezas y debilidades, no todos tenemos el mismo tipo de habilidades, pero en lugar de tratar de mejorar, de crecer y de madurar como personas, simplemente ignoramos aquello en lo que no somos tan buenos.  Por su parte, las empresas tienen objetivos que cumplir y para ello se realizan planes de trabajo, mejoras en los procesos, o iniciativas de innovación a través de la tecnología, pero pocas veces se pone como centro de todo el desarrollo y crecimiento de los empleados.  Es cierto, muchas de estas empresas tienen planes de capacitación, pero el desarrollo de los empleados se ve como un proceso que se realiza en determinadas fechas y no como un proceso continuo ni tampoco como parte de las actividades diarias de cada uno.   Quizás sea un tema cultural, pero por lo menos en México, no estamos acostumbrados a dar retroalimentación continua o sincera y cuando se hace, generalmente no es bien recibida.  Las organizaciones de hoy se enfrentan a nuevos retos y los modelos empresariales que habían funcionado por tanto tiempo, ya no están dando los resultados requeridos.  La tecnología cada vez más participa en los procesos de trabajo y ha cambiado las reglas en muchos sentidos eso sin contar la diferencia generacional e ideales diferentes reunidos en el lugar de trabajo.  Las organizaciones de hoy necesitan empleados que puedan enfrentarse a nuevos retos que son cada vez más complejos, que puedan aprender y adaptarse cada vez más rápido a los cambios de este mundo, el capital intelectual de las organizaciones es cada vez más valioso, por lo cual las empresas dependen cada vez más del desarrollo de todos y cada uno de sus integrantes y esto se logra si cada uno estamos dispuestos a cambiar, a mejorar, a seguir creciendo.

En el libro “An Everyone Culture: Becoming A Deliberately Developmental Organization”, se propone el desarrollo de un tipo de organizaciones totalmente diferente, aquellas llamadas “organizaciones deliberadamente enfocadas al desarrollo”. Su descripción es simple, son organizaciones que tienen la convicción de que su desarrollo está fuertemente ligado al desarrollo del potencial de su gente y por lo cual, tienen una cultura que toma como parte de las actividades diarias el desarrollo de las personas (y no solo en periodos específicos del año). Estas organizaciones se preocupan por liberar el potencial oculto de todo su potencial.  La propuesta se basa en que empresas que realmente que se preocupen por el desarrollo de su personal, tendrán una fuerza laboral más comprometida, eficiente y, por consiguiente, llegará a ser una empresa mucho más productiva.  El desarrollo de los empleados, no se trata de la acumulación de habilidades, de información o de conocimientos técnicos, sino más bien de una maduración como personas que por consiguiente lleve a la maduración de las organizaciones o empresas.  Tomando como ejemplo 3 empresas, el libro describe las características únicas de las organizaciones deliberadamente enfocadas al desarrollo y las prácticas necesarias para sostenerlas.  Además, el libro muestra una nueva forma de trabajar dentro de las empresas donde se sugiere que la cultura que creas en tu organización es tu estrategia la clave del éxito es desarrollar a cada integrante de tu empresa. El libro definitivamente es para ti, si quieres una perspectiva diferente de las organizaciones buscado por supuesto enfrentar los nuevos retos de nuestros tiempos.